Skip to content

Claves para resolver de forma simple fracciones algebraicas

Este contenido será ideal para aquellos estudiantes que buscan una luz entre tanta oscuridad, y están agobiados de no poder entender los ejercicios de fracciones algebraicas. 

He aquí la solución a tus problemas. 

¡No dejes de leer!

Que el combinado de nombres no sea motivo de terror. Al momento de pensar en resolver ejercicios referentes a las fracciones algebraicas se debe tener presente una frase clave. Simplificar.

Lo bueno es que al prestar atención a los diferentes enunciados se podrá disponer de los demás recursos matemáticos dado a que el mismo problema muchas veces “susurra” su resolución.

Caminando por el pasillo de la colección de recuerdos se encuentra que la resolución de las fracciones es muy simple y empieza por contar que el numerador se multiplicará por el numerador, de la misma forma sucederá con el denominador, el cual multiplicará por el denominador.

Así comienza una simple forma para resolver cualquier problema que se pueda plantear, sin que las manos se pongan a sudar.

Teniendo en cuenta que el ejemplo es el siguiente:

Como se ha dicho anteriormente, simplificar el ejercicio hasta su expresión más compacta es el objetivo del planteamiento. 

En el siguiente caso se ha reorganizado la estructura del planteamiento de modo que se pueda efectuar la simplificación al haber dos términos iguales. Se denomina de igual manera como “términos semejantes”

Dado que los términos (x-1) se encuentran multiplicando y dividiendo, se pueden simplificar.

Ya para este punto se ubicarán los términos que han persistido y se les eliminará a cada uno sus respectivos paréntesis.

¿Por qué razón?

Al no existir nuevos términos que generen una operación de multiplicación, los paréntesis simplemente dejan de ser necesarios para el resto de su resolución.

Ya este punto se puede percibir una posible simplificación, no obstante, se debe estudiar el cómo puede ser realizada.

En vista de que se tiene un término que está elevado al cuadrado la solución más práctica para sacar de la maleta sería la factorización, que es una simple “expresión” del área matemática catalogada como álgebra.

Tiene como meta en la vida representar dichas expresiones del álgebra en productos. Como se colocó anteriormente, las dos expresiones, exponen el término “x” con lo cual se puede ejecutar es una factorización.

En términos amigables se duplica el término quedando la siguiente expresión. Es el regreso de los paréntesis, ya que ahora se presenta la oportunidad para una multiplicación. Desde luego pierde la potencia.

Leyéndose a la inversa se obtiene que siete por equis, es igual a siete equis, por ende, equis por equis no es más que equis al cuadrado.

¿Cuál sería el siguiente paso?

Nuevamente es posible observar la presencia de términos semejantes que quedaron expuestos gracias a la labor de la factorización. Nuevamente es momento de eliminar dichos términos semejantes para la obtención del resultado final.

El último término en sobrevivir resultará en la respuesta del ejemplo. Luego de todo lo que conllevó el proceso de resolución para la expresión anterior, hemos llegado al resultado final: